El Banc Mundial a Barcelona i el Club de Roma a l’Obra Social (!!!) de “la Caixa”

Entre aquesta colla de “filantrops” del Banc Mundial posats dins l’Ajuntament de Barcelona i els del Club de Roma (sí, sí, aquells senyors tan “simpàtics” que fa molts anys que van dient pel món que “al món hi sobra gent”) que inauguren seu a un edifici de “la Caixa” i aquesta ens ho ven com a “Obra Social” (!!!) es pot dir que al cap i casal anirem ben servidets de “modernitat postglobal”…

:-\

I quines vibracions més espirituals que produeixen les expressions “smart city” i “tecnologia i innovació urbana”, oi?

Mare meva!

Bon cap de setmana.

Jordi

:::::::

http://www.tv3.cat/videos/4576972/El-Banc-Mundial-vindra-a-Barcelona-per-avancar-en-les-ciutats-intelligents

Televisió de Catalunya

Telenotícies 16/05/2013

El Banc Mundial vindrà a Barcelona per avançar en les ciutats intel·ligents

L’Ajuntament de Barcelona i el Banc Mundial han signat un acord per col·laborar en la creació dels estàndards tecnològics de les ciutats intel·ligents, a partir de l’experiència de la capital catalana. L’alcalde de Barcelona, Xavier Trias, va signar ahir l’acord a la seu de l’organisme, a Washington.


http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/telenoticies/el-banc-mundial-vindra-a-barcelona-per-avancar-en-les-ciutats-intelligents/video/4576972/

http://www.canalajuntament.cat/noticies/5463-el-banc-mundial-i-barcelona-col-laboraran-per-desenvolupar-tecnologies-smart-cities-a-la-capital-catalana

Canal Ajuntament

Dijous, 16 Maig 2013

(…) El BM enviarà a partir de juliol a Barcelona dos experts per col·laborar amb l’Ajuntament (…) L’alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha signat l’acord aquest dimecres a Washington a la seu del BM, juntament amb el vicepresident de la institució, Sanjay Pradhan, i la vicepresidenta del BM per al Desenvolupament Sostenible, Rachel Kyte. (…)

 

http://www.btv.cat/btvnoticies/2013/05/16/el-banc-mundial-escull-barcelona-per-a-un-centre-de-tecnologia-i-innovacio-urbana/

 

BTV Notícies - Barcelona Televisió

El Banc Mundial escull Barcelona per a un centre de tecnologia i innovació urbana

Actualitzat el 16.05.2013 a les 11:25
(…) En una fase inicial dos consultors enviats pel Banc Mundial arribaran a Barcelona a l’estiu. Treballaran en dependències municipals i prendran nota dels avenços que està fent la ciutat per convertir-se en “smart city”. La previsió és anar ampliant-ne el personal de forma progressiva. (…)

:::::::::::::::::::::::::::::

http://premsa.lacaixa.es/obrasocial/club-de-roma-seu-barcelona-palau-macaya-obra-social-la-caixa-cat__816-c-18033__.html
http://premsa.lacaixa.es/obrasocial/show_annex.html?id=30600

Obra Social "la Caixa"
El Club de Roma obre seu a Barcelona i s’instal·la al Palau Macaya de l’Obra Social ”la Caixa”

Barcelona, 17 d’abril de 2013

El president de ”la Caixa” i de la Fundació ”la Caixa”, Isidre Fainé, i el secretari general del Club de Roma, Ian Johnson, han presentat avui al Palau Macaya de l’Obra Social ”la Caixa” la primera seu a Barcelona del grup internacional d’experts.

La ubicació escollida és el Palau Macaya de l’Obra Social ”la Caixa”, que l’entitat va inaugurar el mes d’octubre passat amb l’objectiu de convertir-lo en un referent intel·lectual per al món acadèmic i professional, en un centre estendard en el seu compromís amb la sostenibilitat econòmica, social i mediambiental.

Fundat el 1968 per Aurelio Peccei a Roma, el Club de Roma és una influent organització no governamental i no lucrativa d’àmbit internacional formada per científics, economistes, homes de negoci, alts funcionaris i mandataris internacionals dels cinc continents que analitzen i investiguen el progrés de la humanitat des de la idea que cada ésser humà pot contribuir a millorar les nostres societats.

El presidente de ”la Caixa” y de la Fundación ”la Caixa”, Isidro Fainé, y el secretario general del Club de Roma, Ian Johnson, han presentado hoy en el Palau Macaya de la Obra Social ”la Caixa” la nueva sede del Club de Roma, que se instala en Barcelona por primera vez.

El president de ”la Caixa” i de la Fundació ”la Caixa”, Isidre Fainé, i el secretari general del Club de Roma, Ian Johnson, han presentat avui al Palau Macaya de l’Obra Social ”la Caixa” la nova seu del Club de Roma, que s’estableix a Barcelona per primera vegada

La sede de la organización será el equipamiento inaugurado recientemente en Barcelona por la Obra Social ”la Caixa”. El Palau Macaya, edificio modernista construido entre 1898 y 1901 por Josep Puig i Cadafalch, y restaurado y remodelado por la entidad, abrió sus puertas de nuevo el pasado octubre con el objetivo de convertirse en un centro académico de referencia en la reflexión intelectual y en el avance del pensamiento, y en una herramienta al servicio de la sostenibilidad económica, social y medioambient
La seu de l’organització serà, doncs, l’equipament inaugurat recentment a Barcelona per l’Obra Social ”la Caixa”. El Palau Macaya, edifici modernista construït entre 1898 i 1901 per Josep Puig i Cadafalch, i restaurat i remodelat per l’entitat, va obrir de nou les seves portes l’octubre passat amb l’objectiu d’esdevenir un centre acadèmic de referència en la reflexió intel·lectual i en l’avenç del pensament, i en una eina al servei de la sostenibilitat econòmica, social i mediambientalTeresa Mendizábal, vicepresidenta del Capítulo Español del Club de Roma; Isidro Fainé, presidente de ”la Caixa” y de la Fundación ”la Caixa”, y Ian Johnson, secretario general del Club de Roma. Palau Macaya de la Obra Social ”la Caixa”, nueva sede del Club de Roma

Teresa Mendizábal, vicepresidenta del Capítulo Español del Club de Roma; Isidre Fainé, president de ”la Caixa” i de la Fundació ”la Caixa”, i Ian Johnson, secretari general del Club de Roma. Palau Macaya de l’Obra Social ”la Caixa”, nova seu del Club de Roma


Noticia asociada: El Club de Roma abre sede en Barcelona y se instala en el Palau Macaya de la Obra Social ”la Caixa”

nota-de-premsa-de-la-presentacio-de-la-seu-del-club-de-roma-al-palau-macaya-de-l-obra-social-la-caixa (PDF)

El Palau Macaya serà seu del Club de Roma a Barcelona (PDF)

::::::::::::::::::
::::::::::::::::::

http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/esp_sociopol_depopu81b.htm#El_Club_de_Roma

El Club de Roma

El documento de 1972 titulado Los Límites del Crecimiento – Informe para el proyecto del Club de Roma sobre el predicamento de la humanidad dice:

“Los problemas que menciona la U Thant: la carrera armamentista, el deterioro del medio ambiente, la explosión demográfica y el estancamiento económico, están a menudo citados como problemas centrales, a largo plazo del hombre moderno.Muchas personas creen que el curso futuro de la sociedad humana, tal vez incluso de la supervivencia de la sociedad humana, depende de la rapidez y la eficacia con la que el mundo responde a estas cuestiones. Y sin embargo, sólo una pequeña fracción de la población mundial se ocupa activamente de la comprensión de estos problemas o la búsqueda de sus soluciones.”

El reporte continúa,
Las siguientes conclusiones han surgido de nuestro trabajo hasta ahora.
No somos de ninguna manera el primer grupo que las han indicado. En las últimas décadas, las personas que han visto el mundo con un enfoque global, y con una perspectiva a largo plazo han llegado a conclusiones similares. Sin embargo, la gran mayoría de los responsables políticos parecen estar trabajando activamente en metas que son incompatibles con estos resultados.
Nuestras conclusiones son las siguientes:
  1. Si las actuales tendencias de crecimiento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y el agotamiento de los recursos siguen sin cambios, el límite al crecimiento en este planeta será alcanzado en algún momento dentro de los próximos cien años. El resultado más probable será un súbito e incontrolable declive tanto de la población como de la capacidad industrial.
  2. Es posible alterar estas tendencias de crecimiento y establecer una condición de estabilidad ecológica y económica que sea sostenible en el futuro. El estado de equilibrio global podría ser diseñado de manera que las necesidades materiales básicas de cada persona en la Tierra sean satisfechas y que cada persona tenga la misma oportunidad de desarrollar todo su potencial humano individual.
  3. Si la gente del mundo decide luchar por este Segundo resultado en lugar del primero, mientras más pronto comiencen a trabajar para alcanzarlo, mayores serán sus posibilidades de éxito
Estas conclusiones son tan de gran alcance y crean tantas preguntas para más estudio, que estamos francamente abrumados por la enormidad de la tarea que se debe hacer.Esperamos que este libro servirá para interesar a otra gente, en muchos campos de estudio y en muchos países del mundo, para aumentar los horizontes espaciales y temporales de sus preocupaciones y se unan a nosotros en la comprensión y la preparación para un período de gran transición – la transición del crecimiento para el equilibrio del mundo.

El reporte concluye con:

¿Cómo podemos los patrocinadores de este proyecto, evaluar el reporte?No podemos hablar de manera definitiva para todos nuestros colegas en el Club de Roma, ya que hay diferencias de interés, énfasis, y juicio entre ellos.

Pero, a pesar del carácter preliminar del reporte, los límites de algunos de sus datos, y de la complejidad inherente del sistema mundial que intenta describir, estamos convencidos de la importancia de sus conclusiones principales. Creemos que contiene un mensaje de significado mucho más profundo que una simple comparación de dimensiones, un mensaje relevante para todos los aspectos de la condición humana actual.

A pesar de que aquí sólo podemos expresar nuestros puntos de vista, reconociendo que todavía requieren una gran cantidad de reflexión y orden, estamos de acuerdo en los siguientes puntos:

 
  1. Estamos convencidos de que la realización de las restricciones cuantitativas del medio ambiente mundial y de las trágicas consecuencias de un exceso es esencial para la iniciación de nuevas formas de pensar que van a conducir a una revisión fundamental de la conducta humana y, por extensión, de todo el tejido de la sociedad actual.Es sólo ahora que, después de haber empezado a comprender algo de las interacciones entre el crecimiento demográfico y el crecimiento económico, y habiendo llegado a niveles sin precedentes en ambas cosas, el hombre se ve obligado a tener en cuenta las reducidas dimensiones de su planeta y la techos a su presencia y actividad en ella.

    Por primera vez, se ha vuelto vital indagar sobre el costo del crecimiento material sin restricciones y considerar alternativas a su continuidad.

  2. Además, estamos convencidos de que la presión demográfica en el mundo ya ha alcanzado un nivel tan alto, y además está tan desigualmente distribuida, que esto solo debe forzar a los hombres a buscar un estado de equilibrio en nuestro planeta.Todavía existen áreas de población, pero, considerando el mundo como un todo, el punto crítico en el crecimiento de la población se aproxima, si no se ha alcanzado ya. No hay, por supuesto, ningún óptimo, el nivel de población a largo plazo, sino que existen una serie de equilibrios entre los niveles de población, las normas sociales y materiales, la libertad personal y otros elementos que conforman la calidad de vida.

    Dado el stock finito y en disminución de los recursos no renovables y el espacio finito de nuestro planeta, el principio debe ser generalmente aceptado, que un número creciente de personas eventualmente implicará un menor nivel de vida y una problemática más compleja.

    Por otro lado, ningún valor fundamental del ser humano estaría en peligro por una estabilización de crecimiento demográfico.

  3. Reconocemos que el equilibrio del mundo puede convertirse en una realidad sólo si el lote de los llamados países en desarrollo ha mejorado sustancialmente, tanto en términos absolutos como en relación a las naciones económicamente desarrolladas, y afirmamos que esta mejora se puede lograr sólo a través de una estrategia global .A falta de un esfuerzo mundial, las actuales brechas explosivas y desigualdades seguirán creciendo más. El resultado sólo puede ser un desastre, ya sea por el egoísmo de los países individuales que siguen actuando únicamente en su propio interés, o por una lucha de poder entre las naciones en desarrollo y desarrollados.

    El sistema mundial no es lo suficientemente amplio ni lo suficientemente generoso como para dar cabida a tal comportamiento egocéntrico y conflictivo por sus habitantes. Cuanto más nos acercamos a los límites materiales en el planeta, más difícil será este problema de abordar.

  4. Sin embargo armamos que el problema global del desarrollo está tan estrechamente relacionado con otros temas globales que deberá desarrollarse una estrategia general para atacar todos los problemas importantes, incluyendo en particular los de la relación del hombre con su medio ambiente.Con el cronometraje de la población mundial duplicándose un poco más en 30 años y decreciendo, la sociedad se verá en aprietos para cumplir con las necesidades y expectativas de muchas personas más en un período tan corto. Es probable que tratemos de satisfacer estas demandas por medio de la sobreexplotación de nuestro entorno natural y reduciendo aún más la capacidad de apoyar la vida de la Tierra.

    Por lo tanto, en ambos lados de la ecuación hombre-ambiente, la situación tenderá a empeorar peligrosamente. No podemos esperar que únicamente las soluciones tecnológicas nos saquen de este círculo vicioso. La estrategia para hacer frente a las dos cuestiones clave del desarrollo y el medio ambiente deben ser concebidas como un solo conjunto.

  5. Reconocemos que la compleja problemática mundial está en gran medida compuesta por elementos que no pueden ser expresados en términos medibles. Sin embargo, creemos que el enfoque predominantemente cuantitativo utilizado en este reporte es una herramienta indispensable para comprender el funcionamiento de la problemática. Y esperemos que este conocimiento pueda conducir a un dominio de sus elementos.A pesar de que todas las cuestiones más importantes del mundo están fundamentalmente vinculadas, ningún método ha sido descubierto para efectivamente hacer frente a todo. El enfoque que hemos adoptado puede ser extremadamente útil en la reformulación de nuestra manera de pensar acerca de la situación humana.

    Esto nos permite definir los equilibrios que deben existir dentro de la sociedad humana, y entre la sociedad humana y su hábitat, y percibir las consecuencias que pueden derivarse, cuando dichos balances se ven afectados.

  6. Estamos unánimemente convencidos de que el rápido y radical revestimiento del actual desequilibrio y la situación peligrosamente en deterioro del mundo es la tarea principal que enfrenta la humanidad.Nuestra situación actual es tan compleja y es tanto un reflejo de las múltiples actividades del hombre, sin embargo, que ninguna combinación de carácter de medidas puramente técnicas, económicas o legales ni dispositivos pueden aportar una mejora sustancial. Son necesarios enfoques completamente nuevos para reorientar la sociedad hacia las metas de equilibrio en lugar de crecimiento. Esta reorganización implica un supremo esfuerzo de comprensión, imaginación y voluntad política y moral.

    Creemos que el esfuerzo es factible y esperamos que esta publicación ayude a movilizar sus fuerzas para hacerlo posible.

  7. Este supremo esfuerzo es un desafío para nuestra generación. No se puede pasar a la siguiente. El esfuerzo debe ser llevado a cabo sin demora, y la reorientación significativa debe ser alcanzada durante esta década.Aunque el esfuerzo inicial puede centrarse en las implicaciones del crecimiento, en particular del crecimiento de la población, la totalidad de la problemática del mundo pronto tendrá que ser abordada. Creemos en el hecho de que la necesidad rápidamente se hará evidente para que la innovación social coincida con el cambio técnico para una reforma radical de las instituciones y procesos políticos en todos los niveles, de los cuales el más alto es el de la política mundial.

    Estamos seguros de que nuestra generación va a aceptar este desafío si entendemos las trágicas consecuencias que la inacción puede traer.

     
  8. No tenemos ninguna duda de que si la humanidad se embarcase en un nuevo curso, las medidas internacionales concertadas y la planificación conjunta a largo plazo serán necesarias a una escala y alcance sin precedentes.Tales llamadas llaman a un esfuerzo de trabajo conjunto de todos los pueblos, cualquiera que sea su cultura, sistema económico, o nivel de desarrollo.

    Pero la principal responsabilidad debe recaer en las naciones más desarrolladas, no porque tengan una mayor visión de la humanidad, sino porque, después de haber propagado el síndrome de crecimiento, aún se encuentran en la fuente del progreso que las sustenta.Al estarse desarrollando mayores conocimientos de la condición y el funcionamiento del sistema mundial se han desarrollado, estas naciones se darán cuenta de que, en un mundo que, fundamentalmente, necesita estabilidad, sus mesetas alto grado de desarrollo puede ser justificada o tolerada sólo si no servir como trampolín para llegar a aún más, pero como zonas de estacionamiento desde el cual organizar la distribución más equitativa de la riqueza y los ingresos en todo el mundo.

  9. Apoyamos inequívocamente el argumento de que un freno impuesto sobre las espirales de crecimiento demográfico y económico no deben conducir a una congelación de la situación actual del desarrollo económico de las naciones del mundo.Si tal propuesta fuera adelantada por los países ricos, sería tomada como un último acto de neocolonialismo. El logro de un estado de armonía de equilibrio económico, socio y ecológico global debe ser una empresa conjunta basada en la convicción común, con beneficios para todos.

    El mayor liderazgo será exigido a los países económicamente desarrollados, siendo primer paso hacia esa meta que ellos alentaran a una desaceleración en el crecimiento de su propia producción de material y, al mismo tiempo, ayudar a los países en desarrollo en sus esfuerzos por para avanzar más rápidamente en su economía.

  10. Afirmamos, finalmente, que cualquier intento deliberado de llegar a un estado racional y perdurable de equilibrio mediante medidas planificadas, más que por casualidad o catástrofe, en última instancia, debe basarse en un cambio fundamental de valores y objetivos a nivel individual, nacional y mundial.Este cambio está quizás ya en el aire, aunque débilmente. Sin embargo, nuestra tradición, educación, actividades en curso e intereses harán lenta y más dura la transformación.

    Sólo una verdadera comprensión de la condición humana en este punto de inflexión en la historia puede proporcionar la suficiente motivación para que las personas acepten los sacrificios individuales y los cambios en las estructuras de poder político y económico necesarias para alcanzar un estado de equilibrio.

 
La pregunta sigue siendo, por supuesto, si la situación del mundo es, de hecho, tan grave como este libro y nuestros comentarios lo indican.Creemos firmemente que las advertencias que de este libro contiene son ampliamente justificadas, y que los objetivos y las acciones de nuestra civilización actual no pueden sino agravar los problemas del mañana. Pero seríamos muy felices si nuestras evaluaciones preliminares probaran ser demasiado pesimistas.

En cualquier caso, nuestra postura es de gravísima preocupación, pero no de desesperación. El reporte describe una alternativa a un crecimiento desordenado y desastroso y propone algunas reflexiones sobre los cambios de política que podrían producir a un equilibrio estable para la humanidad.

El reporte indica que puede estar a nuestro alcance para que poblaciones bastante grandes, con un buen material de vida, más oportunidades para un ilimitado desarrollo individual y social. Estamos sustancialmente de acuerdo con ese punto de vista, a pesar de que somos lo suficientemente realistas como para no dejarnos llevar por especulaciones puramente científicas o éticas.El concepto de una sociedad en un estado constante de equilibrio económico y ecológico puede parecer fácil de entender, aunque la realidad está tan lejos de nuestra experiencia como para requerir una revolución mental copernicana. La traducción de la idea en acción, sin embargo, es una tarea llena de abrumadoras dificultades y complejidades.

Podemos hablar seriamente de por dónde empezar sólo cuando el mensaje de Los límites del crecimiento, y su sentido de urgencia extrema, son aceptados por una gran masa de la opinión científica, política y popular en muchos países. La transición, en cualquier caso, es probable que sea dolorosa, y que ejerza excesiva presión sobre el ingenio y la determinación humana. Como ya hemos mencionado, sólo la convicción de que no hay otra vía para la supervivencia puede liberar las fuerzas morales, intelectuales y creativas necesarias para iniciar esta tarea humana sin precedentes.

Sin embargo, deseamos subrayar el desafío en lugar de la dificultad de trazar el camino a un estado social estable. Creemos que un número inesperadamente grande de hombres y mujeres de todas las edades y condiciones fácilmente responden al desafío y estarán ansiosos de discutir, si no de crear este nuevo futuro.

El Club de Roma tiene previsto apoyar estas actividades en muchos aspectos. La investigación sustancial iniciada en el MIT sobre la dinámica del mundo continuará, tanto en el MIT como a través de estudios realizados en Europa, Canadá, América Latina, la Unión Soviética y Japón.

Y, puesto que la ilustración intelectual no tiene efecto si no es también político, el Club de Roma también fomenta la creación de un foro mundial donde los estadistas, los políticos responsables y los científicos pueden analizar los peligros y las esperanzas para el futuro sistema mundial sin las limitaciones de negociación intergubernamental formal.

El último pensamiento que queremos ofrecer es que el hombre debe explorarse a sí mismo – sus objetivos y valores – tanto como el mundo que busca cambiar. La dedicación a ambas tareas debe ser interminable. Lo crucial de la cuestión no es sólo si la especie humana sobrevivirá, pero aún más si se puede sobrevivir sin caer en un estado de existencia sin valor.

 
El Comité Ejecutivo de El Club de Roma:
  • Alexander King
  • Saburo Okita
  • Aurelio Peccei
  • Eduard Pestel
  • Hugo Thiemann
  • Carroll Wilson


Volver a El Club de RomaVolver al índice

Salut i consciència!Jordi

http://vimeo.com/user1361588/videos
:: http://entrebits.blogspot.com/ ::
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ESPAI LLIURE DEL MUNTATGE “SIDA”

«El present és d’ells; el futur és meu»

Nikola Tesla (1856–1943)

Compartir

Comments are closed.

TRADUCTOR