Jueves, 24 y 31 de enero de 2013: ¿MODERNIDAD O TRADICIÓN? Introducción a la Tradición

Jueves, 24 y 31 de enero, de 10 a 12 h. Curso en dos sesiones.

Nota: La información enviada mediante correo masivo sobre este curso no llegó de forma puntual a los destinatarios del Boletín de Plural-21 por causa de errores técnicos en el servidor. Por ello, el próximo jueves 31 de enero se repetirá la sesión del pasado 24, de 10:00 a 12:00; de 12:00 a 14:00 se continuará con la segunda sesión.

Por: Lluís Botinas, co-autor del libro “DE MARX A PLATÓN. Retorno a la Tradición Occidental

El Occidente Moderno se considera la civilización que culmina el proceso de desarrollo, avance, evolución,…, de la humanidad y, en consecuencia, se cree que es la más sabia, culta, libre, justa y todo lo (supuestamente) mejor-de-lo-mejor que pueda pensarse, por lo que se autodenomina con títulos rimbombantes como “sociedad del conocimiento”, “de la información”, etc. Desde la superioridad que por definición el Occidente Moderno otorga a la Modernidad, se dedica a imponer “la civilización” al resto de la humanidad, a la que considera primitiva y pre-moderna (con lo que estaría inevitablemente destinada a ser moderna en cualquiera de sus variantes más “duras” (capitalismo, socialismo, comunismo,…) o más “suaves” (anarquismo, ecologismo, altermundismo, 15 M, decrecimiento,…). Y para ello utiliza todos los enormes medios civilizatorios de que dispone para destruir lo que de otras civilizaciones queda sobre el planeta.

 

Pero en realidad el Occidente moderno es una lamentable excepción sobre la Tierra. Es una anormalidad (René Guénon) o un accidente (“Occidente es un accidente”, afirmaba Raimon Panikkar). ¿Y por qué el Occidente Moderno es una excepción, una anormalidad o un accidente? Porque todas las demás civilizaciones (incluida la Occidental hasta la Edad Media) se han basado y siguen basándose (en formas más o menos debilitadas, pues la “Edad Oscura” afecta a todos) en la Tradición, es decir, en la espiritualidad en toda su fuerza y complejidad.

 

El Occidente Moderno es la única civilización que se ha constituido negando la dimensión espiritual del ser humano. O, lo que es equivalente, es la única civilización antitradicional. Empezar a conocer la existencia de la Tradición es el primer paso para recuperar la armonía personal, colectiva, planetaria,… Y para darse cuenta de las raíces profundas de la crisis-de-todo-tipo actual y vislumbrar una superación cualitativamente distinta.

 

PROGRAMA

Autopresentación: cada cual sabe lo que sabe, y no sabe lo que no sabe. Aclarado esto, desarrollaré algunas consideraciones acerca (de lo anterior y) de: -La obra de René Guénon. -Sólo existen dos puntos de vista cualitativamente distintos: el Punto de Vista Moderno (o profano u horizontal) y el Punto de Vista Tradicional (o sagrado o vertical). -Tradición primordial, ciclos cósmicos y formas tradicionales. -Tradición implica transmisión: la iniciación. -Esoterismo y exoterismo (la religión es una pequeña parte del lado exotérico de la Tradición). -Inefabilidad no significa incogniscibilidad.. -Metafísica y Ciencias Tradicionales. -Simbolismo, el lenguaje de la espiritualidad. -Realización espiritual. Misterios mayores y misterios menores. Salvación y Liberación. -Los estados múltiples del ser. -¿Evolucionismo? ¿Reencarnación? -Tradición, Pseudo-Tradición, Anti-Tradición, Contra-Tradición. -La Tradición en el Occidente y en el mundo actuales. -¿Quién es o no “desarrollado”, y en qué? -Por la recuperación Tradicional de Occidente. -Algunos criterios para separar el grano (tradicional) de la paja (pseudotradicional).

Modernidad o Tradición-130124 y 31  (PDF)

 

Contribución económica: voluntaria

***************************

Anexo: Párrafos extraidos de libros de R. Guenon

ENTIDAD COLECTIVA (en vez de EGREGOR)

(…) nunca hemos empleado la palabra «egregor» para designar lo que se puede llamar propiamente una «entidad colectiva»; y la razón de ello es que, en esta acepción, éste es un término que no tiene nada de tradicional y que no representa más que una de las numerosas fantasías del moderno lenguaje ocultista.

(…) ya hemos hablado de estas entidades colectivas, y pensábamos que habíamos precisado suficientemente su papel cuando, a propósito de las organizaciones tradicionales, religiosas u otras, que pertenecen al dominio que puede decirse exotérico, en el sentido más extenso de esta palabra, para distinguirle del dominio iniciático, escribíamos esto: «Se puede considerar cada colectividad como disponiendo de una fuerza de orden sutil constituida en cierta manera por los aportes de todos sus miembros pasados y presentes, y que, por consiguiente, es tanto más considerable y susceptible de producir efectos más intensos cuanto más antigua sea la colectividad y cuanto mayor sea el número de miembros que la componen; por lo demás, es evidente que esta consideración «cuantitativa» implica esencialmente que se trata del dominio individual, más allá del cual ya no podría intervenir en modo alguno». A propósito de esto, recordaremos que lo colectivo, en todo lo que lo constituye, tanto psíquica como corporalmente, no es otra cosa que una simple extensión de lo individual, y que, por consiguiente, no tiene absolutamente nada de transcendente en relación a esto, contrariamente a las influencias espirituales, que son de un orden completamente diferente; para tomar los términos habituales del simbolismo geométrico, es menester, diremos, no confundir el sentido horizontal con el sentido vertical.

(…) es únicamente para obtener algunas ventajas de orden individual como los miembros de una colectividad pueden utilizar la fuerza sutil de la que ésta dispone, conformándose a las reglas establecidas a este efecto por la colectividad de que se trate; e, incluso si para la obtención de esas ventajas hay, además, la intervención de una influencia espiritual, como ocurre concretamente en un caso tal como el de las colectividades religiosas, esta influencia espiritual, al no actuar entonces en su dominio propio que es de orden supraindividual, debe ser considerada, así como ya lo hemos dicho igualmente, como «descendiendo» al dominio individual y ejerciendo en él su acción por medio de la fuerza colectiva en la que toma su punto de apoyo. Por ello es por lo que la oración, conscientemente o no, se dirige de la manera más inmediata a la entidad colectiva, y sólo por la intermediación de ésta se dirige también a la influencia espiritual que actúa a través de ella; las condiciones puestas a su eficacia por la organización religiosa no podrían explicarse de otro modo.

(Influencias espirituales y ‘egregores’, cap. VI, IRE)

 

CENSO

La «solidificación» del mundo tiene también, en el orden humano y social, otras consecuencias de las que no hemos hablado hasta aquí: a este respecto, engendra un estado de cosas en el que todo está contado, registrado y reglamentado, lo que, por lo demás, no es, en el fondo, más que otro género de «mecanización»; en nuestra época, es muy fácil constatar por todas partes hechos sintomáticos tales como, por ejemplo, la manía de los censos (NOTA: Habría mucho que decir sobre las prohibiciones formuladas en algunas tradiciones contra los censos, salvo en algunos casos excepcionales; si se dijera que esas operaciones y todas aquellas de lo que se llama el «estado civil» tienen, entre otros inconvenientes, el de contribuir a abreviar la duración de la vida humana (lo que, por lo demás, es conforme con la marcha misma del ciclo, sobre todo en sus últimos periodos), sin duda sería poco creído, y sin embargo, en algunos países, los campesinos más ignorantes saben muy bien, como un hecho de experiencia corriente, que, si se cuentan con demasiada frecuencia los animales, mueren muchos más que si uno se abstiene de hacerlo; ¡pero, evidentemente, a los ojos de los modernos presuntamente «ilustrados», eso no pueden ser más que «supersticiones»!) (que se relaciona directamente con la importancia atribuida a las estadísticas) (…)

(RCyST XXI)

Documentos de interés (en PDF):

Significado esotérico del 11-S – Lluis Botinas

9602-Des-Desarrollo-hacia-Tradición – Lluis Botinas

Capitulo VII-EXTRAVAGANCIAS REENCARNACIONISTAS

Capitulo VI-LA REENCARNACIÓN – Rene Guenon

FTyCC-I-Precisiones-ciclos-cosmicos

GUENON – 047 Salvación y Liberación

GUENON – SOBRE EL ARTE TRADICIONAL

Ibn Asad—Epílogo-Acción y desilusión

Matiz-Ibn Asad-Cuento VI-El peregrino bobo

Países-pobres-101107 – Lluis Botinas

RCST X La ilusión de las estadísticas

René Guénon-Bibliografía-121227

Compartir

Tags: ,

Comments are closed.

MULTIMEDIA


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /homepages/32/d402006636/htdocs/wp-content/plugins/wp-ui/inc/widgets.php on line 192

Contadores PLC

La asociación ENSALUD informa

Campaña informativa sobre los contadores PLC

Consejo General Médico Austríaco exige la prohibición de los 'Contadores Inteligentes'